Go to Top

Certificado Eficiencia Energética

Certificado Eficiencia EnergéticaSi eres propietario de una vivienda, oficina o local comercial construido antes de noviembre de 2007 y quieres alquilarlo o venderlo, necesitas obtener un Certificado de Eficiencia Energética.

Desde el pasado 1 de junio de 2013, fecha en que entró en vigor el nuevo Real Decreto (235/2013), los propietarios tenéis que facilitar esta certificación y hacerla constar en cualquier anuncio que publiquéis para que los inquilinos y compradores puedan evaluar la eficiencia energética del inmueble.

Es, pues, una ocasión perfecta para saber qué impacto ecológico tienen tus propiedades y de qué manera puedes minimizarlo, ahorrando dinero y poniendo, de paso, tu grano de arena para la conservación del Medio Ambiente.

Certificar tu inmueble con Ambiental, empresa certificadora de referencia en Cataluña, es garantía de eficacia y fiabilidad.

 El compromiso ambiental

Rapidez

Nos comprometemos a presentar tu certificado a la Generalitat en un máximo de 36 horas.

Calidad

Nos enorgullece que nos hayan sido aprobados el 100% de los certificados presentados.

Precio

Obtén tu certificado desde 60 euros sin renunciar a la excelencia.

btn-presupuesto

Información

1- ¿QUÉ ES EL CERTIFICADO DE EFICIENCIA ENERGÉTICA?

Es un documento que certifica el nivel de emisiones de CO2 de un inmueble en relación con sus dimensiones.

El certificado utiliza una escala de siete letras, de la A (los edificios más eficientes energéticamente) a la G (los más contaminantes), el mismo sistema que ya se aplica a los electrodomésticos.

Gracias al certificado, el propietario sabrá cuál es el consumo energético de su inmueble y obtendrá un listado de mejoras que le ayudarán a identificar los puntos de ineficiencia.

Además, si decide aplicar las mejoras que el certificado propone, ahorrará dinero en gasto energético y contribuirá a reducir el impacto ecológico de su actividad.

Por su parte, los inquilinos y compradores podrán valorar y comparar la eficiencia energética del edificio antes de tomar la decisión final, contando con información precisa y contrastada sobre los costes energéticos asociados a habitar la vivienda o local.

De lo que se trata es de saber cuál es el nivel de tu vivienda respecto de la mediana energética española.
Es una de las ideas clave de la calidad: evaluar primero para saber dónde estamos y hacia dónde tenemos que ir.

El certificado nos dirá cuál es la energía que nuestro edificio o inmueble consume cada año en condiciones normales de uso, contando con todos los servicios necesarios para mantener el confort y la calidad de vida (calefacción, refrigeración, ventilación, producción de agua caliente sanitaria, iluminación…)

El cálculo se hace transformando la energía consumida a kilogramos de CO2 y dividiéndolos por los metros cuadrados de la vivienda durante un año.

De este modo, a aquellas viviendas con una ratio de emisiones por debajo de los 6,8 kg de CO2/m² al año se les asigna la letra A, la mejor calificación. La peor nota, la G, es para los que superan los 70,9 kg de CO2/m² anuales.

Además, el certificado incluye una lista de mejoras personalizadas para informar al usuario sobre qué alternativas tiene a su alcance para hacer del inmueble un espacio más eficiente energéticamente.

 

El Real Decreto 235/2013 del 5 de abril establece que todos los inmuebles de construcción anterior a noviembre de 2007 que se quieran alquilar o vender deberán contar con un Certificado de Eficiencia Energética.

El propietario deberá poner el certificado a disposición del inquilino o comprador en el momento de la transacción, y hacerlo constar en cualquier anuncio que publique.

El certificado tiene una validez máxima de 10 años.

Se podrá renovar voluntariamente antes de este plazo en caso de que se modifiquen aspectos del inmueble que puedan cambiar su calificación energética.

La norma entró en vigor el 1 de junio de 2013.

Desde el 1 de noviembre de 2007, fecha de entrada en vigor del Real Decreto 47/2007 del 19 de enero, la normativa ya era de obligado cumplimiento:
· para todas las viviendas de nueva construcción.
· para aquellos inmuebles de más de 1000m² de superficie útil que hagan rehabilitaciones o reformas que afecten a más del 25% del total de sus cerramientos.

En cambio, hay inmuebles para los que el cumplimiento no será obligatorio:
· edificios de viviendas que se alquilen por un tiempo inferior a cuatro meses por año.
· edificios aislados con una superficie útil inferior a 50m².
· construcciones provisionales con un uso inferior a dos años.
· edificios que se compren para su demolición.
· edificaciones que deban permanecer abiertas.
· la parte no residencial de los edificios industriales y agrícolas.
· edificios y monumentos protegidos oficialmente por su valor arquitectónico o histórico.
· lugares de culto
· edificios de planta única y escasa entidad constructiva que no tengan carácter residencial o público ni afecten a la seguridad de las personas.

El origen de esta nueva normativa lo hallamos en el Protocolo de Kyoto de las Naciones Unidas, que propone a los estados un nuevo modelo de control del cambio climático en base a la limitación de las emisiones de CO2.

En la Unión Europea, donde más del 40% del consumo energético corresponde a edificios residenciales o terciarios (sobre todo climatización y iluminación), se decide emitir en 2002 la Directiva 2002/91/CE, en lo referente a la certificación energética, complementada en 2010 con la Directiva 2010/31/UE relativa a la eficiencia energética de los edificios.

El Real Decreto del pasado mes de abril es la traducción que estas directivas europeas han tenido en España para la vivienda usada (la vivienda de nueva construcción ya certifica la eficiencia energética desde el Real Decreto 47/2007).

 

Todo el mundo obtiene la certificación.

No se trata de un «premio» que sólo se da a los inmuebles más eficientes, sino de un certificado que informa sobre cuál es el nivel de eficiencia energética del inmueble.

Por tanto, los edificios poco eficientes no serán sancionados ni perseguidos. El objetivo no es castigar a los propietarios por la baja eficiencia de sus inmuebles, sino informarles y concienciarles para que, si lo desean, puedan mejorarla.

El certificado, por consiguiente, no obliga al propietario a tomar ninguna medida en relación a la eficiencia energética de su inmueble. Aplicar estas mejoras es deseable, pero la decisión queda en manos del propietario.

Ahora bien: la ley sí prevé sanciones para aquellos inmuebles que no cuenten con el certificado o para aquellos que falseen los datos.

Las sanciones oscilan entre los 300 y los 6000 euros en función de la gravedad de la infracción.

 

5- CONSULTA AQUÍ UN EJEMPLO DE CERTIFICADO DE EFICIENCIA ENERGÉTICA

La etiqueta
El informe

Ambiental

1- AMBIENTAL

En Ambiental nos mueven el esfuerzo y el entusiasmo.

Quizás por eso tantas personas han confiado ya en nosotros, convirtiéndonos en una de las empresas certificadoras de referencia en Cataluña.

Por eso y porque no olvidamos que nuestro compromiso es con las personas, y que la única manera de lograr todo lo que nos proponemos es estar siempre tan cerca como podamos de todos aquellos que confían en nosotros.

Y queremos que tú seas uno de ellos.

Te garantizamos que, con Ambiental, obtener el Certificado de Eficiencia Energética se convertirá en un trámite rápido, económico, fiable y verdaderamente útil.

 

Encuentra en Ambiental el servicio más rápido y el precio más competitivo sin renunciar a la excelencia: obtén tu Certificado de Eficiencia Energética desde 60 euros y en menos de 36 horas de la mano de un equipo profesional altamente cualificado.

Como propietario, tienes total libertad para escoger al técnico que prefieras para certificar la eficiencia energética de tu inmueble, siempre que cuente con la titulación que le habilita.
Pero no todos los técnicos ofrecen un servicio equivalente.
Entonces, ¿qué criterio tienes que aplicar?
Póntelo fácil: Ambiental es garantía de rigor, eficacia, experiencia y fiabilidad.

RAPIDEZ

Ambiental garantiza ejecutar el trabajo en un plazo máximo de 36 horas entre la comanda y la entrega telemática al Instituto Catalán de Energía de la solicitud de Certificado.

CALIDAD

Con Ambiental, todas las recomendaciones de mejora estarán perfectamente detalladas y serán coherentes con las necesidades del inmueble.

RENTABILIDAD

Ambiental evaluará económicamente todas las recomendaciones de mejora y asegurará el retorno de la inversión necesaria para cada medida propuesta.

ACCESIBILIDAD

Ambiental te ofrece un acceso online permanente a tu Certificado de Eficiencia Energética.

TRATO PERSONALIZADO

Ambiental velará en todo momento por los intereses del propietario o promotor.

 

Ambiental pone a tu servicio un equipo técnico altamente cualificado liderado para garantizar la máxima calidad en el mínimo tiempo posible. Ellos son quienes harán el trabajo de campo en tu inmueble y después procesarán los datos.

Los resultados serán enviados al Instituto Catalán de Energía (Instituto Catalán de Energía ), que los validará antes de devolver en un breve plazo el certificado aprobado.

 

Con Ambiental el proceso para obtener el Certificado de Eficiencia Energética es ágil y eficaz, con un plazo máximo de 36 horas entre la contratación y el envío:

1. CONTRATACIÓN

El propietario del inmueble contrata a Ambiental para elaborar el informe del inmueble que quiere certificar.

2. VISITA DEL TÈCNIC CERTIFICADOR

Un técnico certificador de Ambiental visita el inmueble por certificar al menos una vez, con el objetivo de:

· Obtener la identificación del edificio o vivienda: nombre del edificio, dirección, referencia catastral, antigüedad y normativa que le es de aplicación.
· Obtener los datos del promotor/propietario.
· Establecer qué uso se da Al edificio y cuáles son sus condiciones de funcionamiento y ocupación.
· Consignar las medidas del edificio o vivienda y de su entorno: geometría, situación, sombras, orientación…
· Recoger y analizar las características energéticas del edificio: envolvente, instalaciones, aislamientos, puentes térmicos…
· Obtener la firma del promotor/propietario en el documento que autoriza a Ambiental a presentar la certificación a la Instituto Catalán de Energía en su nombre y sin el cual no se puede superar el trámite.

3. CALIFICACIÓN DE EFICIENCIA ENERGÉTICA

Ambiental trata los datos obtenidos con los programas homologados (CE3, CE3X) y obtiene una calificación de eficiencia energética.

4. RECOMENDACIONES DE MEJORA

A partir de la calificación de eficiencia energética, Ambiental elabora la lista obligatoria de propuestas de mejora personalizadas para la vivienda o edificio, y valora su viabilidad económica.

5. ENVÍO Y OBTENCIÓN DEL CERTIFICADO

Finalizada la valoración, se envían el informe y la autorización firmada a la Instituto Catalán de Energía , que en un breve plazo (nunca superior a 5 días laborables) devuelve el certificado aprobado.

 

Con Ambiental obtendrás el Certificado de Eficiencia Energética desde 60 euros.
Estamos convencidos de que un precio competitivo no está reñido con la excelencia y el trato personalizado.

Si deseas saber el coste exacto de la certificación en tu caso, no dudes en solicitar un presupuesto personalizado, que se hará contando con las características concretas de tu vivienda.

 

6- SOLICITA AHORA DESDE AQUÍ UN PRESUPUESTO PERSONALIZADO